Lacayo: Apropiadamente un servidor vestido con librea.
La aplicación de esta palabra al socio de un club de políticos uniformados constituye una monstruosa degradación del lenguaje,
e indirectamente, un insulto gratuito a una meritoria clase
de sirvientes.


Lástima. Falsa sensación de inmunidad, inspirada por la compasión.

Librepensador. Infiel que se niega a ver el mundo con los ojos del sacerdote, del experto y del periodista, insistiendo en observarlos a todos ellos con una mirada demasiado penetrante.

Liga. Cinta elástica con la que en otros tiempos se impedía que una mujer se saliese de sus medias y devastase el país.

Loco. Que sufre un algo grado de independencia intelectual, que discrepa de la mayoría y que no se ajusta a los moldes del pensamiento. Se ha de destacar que quienes declaran locos a los demás son, casi siempre, expertos y funcionarios.

Logro. Muerte del esfuerzo y nacimiento del disgusto.


Adaptación del texto de: AMBROSE BIERCE
(pequeña selección de seis definiciones, comenzando con la L, porque estamos en Poltergeist y el infierno es un caos ...
continuará ...)