Ilustración de: CAYETANO MURILLO


Ingredientes:

dos versos flojos, blandos y románticos
un trozo de lengua de un amante despechado
tres medias tintas
una lujuria imaginaria
y la pulcritud de un anacoreta.

Preparación: Remover ardientemente los versos con la lengua, hasta dejarlos reducidos a un fino puré. Trocear las medias tintas en pequeños dados voluptuosos, mientras se saltea al anacoreta con toda su pulcritud. Mezclar las cuatro cosas en una fuente con forma de pájaro. El toque especial se consigue desmenuzando la lujuria imaginaria, y espolvoreándola sobre la masa. Para los cocineros más experimentados recomendamos un flambeado final. Se evitará cualquier desperfecto por implosiones sirviendo el manjar en copas bien frías.

Nota: la receta puede conllevar un grave riesgo de pérdida de amantes, pero si esto sucediera se debería seguramente a la elección de los versos.

Declinamos toda la responsabilidad.

Texto de: B. TULLA